Trabajamos principalmente desde el Modelo Sistémico (contextual-relacional), con mirada en los Derechos Humanos, la Equidad de Género, la Inclusión Social y respetando la Diversidad.

Cada profesional trabaja y adecua su modelo clínico a las necesidades específicas del sistema consultante y en conjunto, resolver aquello que le hace pedir ayuda especializada.

Facilitamos interacciones más asertivas y empáticas, donde quienes inician un proceso terapéutico puedan reconstruirse, mirando su historia, identificando sus recursos, fortalezas y oportunidades para mejorar, creciendo hacia una vida personal, familiar y social con mayor calidad y bienestar.